Skip to content

Der Steppenwolf

26 diciembre, 2011

Leer a Herman Hesse es enfrentarse a la eterna dicotomía entre lo espiritual y lo mundano; al menos en mi pequeño acercamiento al corpus de su obra, siempre me topo con la misma señal. Lo verdaderamente asombroso de estos viajes de autodescubrimiento es que los caminos son irrelevantes, pues todos conducen al mismo fin.

El Lobo estepario es un experimento, un proyecto, hasta una ensalada por momentos. La inexistente separación capitularia obliga al lector a no tomarse muy en broma los descansos, y sin embargo… ¿cómo titular el relato de un viaje espiritual? Hesse sorprende y deja la impresión posterior de ser un gran libro de aforismos más que una historia clara y definida.

¿Cuántas personalidades tiene un ser? Partiendo de un escaso par, nuestro lobo estepario va descubriendo miles de yos dentro de sí, incluso personajes contradictorios y enemistados. Es que no podemos ni debemos ser tan simplistas. El ser humano no es un absoluto, antes bien, lo que vemos es la síntesis de un momento sumado a la mascarada de un actor que ha tomado -por alguna razón- el rol protagónico en nuestras vidas. Este es el motivo principal de que sea tan absurdo juzgar el pasado con los ojos del presente; en efecto, es imposible señalar al yo de los recuerdos, ni comprender en su totalidad la situación que envolvía ese momento. Por lo mismo, tampoco debemos levantar dedo acusador alguno contra nadie; mirar al prójimo es mirarnos frente a un espejo, y señalar defectos ajenos es tan injuriante como hacerlo contra nosotros mismos. Debemos aprender a aceptar que somos humanos, y que vivimos en procesos de transformaciones y transfiguraciones permanentemente.

No me atrevería a marcar esta obra como una lectura imprescindible. Como dije antes, se trata más bien de un cuaderno de apuntes que dio origen a libros más trabajados y con la misma idea ampliada; tal es el caso, por ejemplo, del Narciso y Goldmundo. Si deben elegir, no lo duden: opten por este último.

From → Literatura

2 comentarios
  1. Me ha sorprendido. Bueno, no. Conozco de su capacidad crítica. Lamentablemente yo sólo leí El Lobo Estepario y con esas sensaciones que usted tan bien describe. Parabienes, mi querido. ¿Hizo ya una crítica de La Conjura de los Necios?

  2. Bongoro permalink

    Tras haberme maravillado con la lectura de este libro, tras haber profundizado en mi persona y en el mundo que me rodea, pienso en lo que ha significado la lectura de este libro para mi y me gustaría recordar y tener presentes sus enseñanzas e ideas en mi vida.
    Es por esto que pensé en dejar plasmada esta obra en un tatuaje y la imagen que has seleccionado me parece perfecta para ello, no logro encontrarla con mucha calidad y me preguntaba de donde la habías sacado.
    He encontrado una igual en google así que supongo que habrás usado esa, pero quien sabe.
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: